Todos nuestros collares de lactancia, chupeteros y mordedores están hechos con productos certificados. Silicona alimentaria libre de BPA, ftalatos y metales pesados, tales como plomo o arsénico. Son seguros para que tu bebé pueda morderlos. Además, la silicona es un producto antibacteriano, sólo lavándolo con agua y jabón neutro ya estará listo para que pueda morderlo, chuparlo y jugar con él.

El BPA o Bisfenol A es un compuesto añadido a muchos plásticos y aditivos, tales como botellas de plástico, equipamiento deportivo o dispositivos dentales, además de biberones y sospechoso de ser dañino para la salud según un informe elaborado por la FDA (Food and Drug Administration) en 2010.

Los Ftalatos son un grupo de compuestos químicos usados como plastificadores para aportar flexibilidad a los productos. Usados frecuentemente en pinturas, esmalte de uñas, juguetes para niños, adhesivos o masillas. Entre un 20% y un 40% del peso de los juguetes para niños son ftalatos, esta cantidad ha sido suficiente para que en muchos países se prohíban.

Por todo ello nuestros productos cumplen con la Normativa Europea En71 y los más exhaustivos controles de calidad.

Advertencias

  • Deben utilizarse siempre bajo la supervisión de un adulto.
  • Lávalos siempre antes de su primer uso.
  • Puedes ponerlos en el lavavajillas o lavarlos con agua y jabón neutro.
  • No hay que hervirlos ni esterilizarlos.
  • El cierre de los collares no es para morder.