Blog, Descubrir el mundo

Mezclar colores es sencillo

Como se obtiene naranja

El punto de partida para mezclar colores es tener claro que a partir de tres colores básicos (colores primarios) puedes obtener un enorme número de colores. En este articulo hablamos de mezclar colores físicos como, por ejemplo, las siempre útiles y versátiles témperas o pinturas acrílicas o pinturas al látex (¡con base de agua!, pensemos en el medio ambiente) para que tus peques y tú podáis disfrutar con todo tipo de manualidades, desde pintar en papel a decorar materiales reciclados como botellas y garrafas de agua.

Colores primarios

El rojo, el azul y el amarillo son los colores básicos según la teoría tradicional del color.

Por tanto, necesitas rojo, azul y amarillo. Y, además, para obtener rosa o gris o para aclarar otros colores o conseguir tonos pastel, también tienes que tener blanco (dos botecitos, se acaba enseguida). El color negro también tienen que estar en tu kit inicial de colores puesto que es (casi) imposible obtenerlo con la mezcla de los otros tres. Como mucho, conseguirías un marrón caca como el que surge cuando diversas plastilinas se mezclan y que todas conocemos tan bien… Aunque queda un poco más oscuro.

Rosa y gris

Al mezclar rojo y blanco obtendrás el color rosa y si mezclas negro y blanco conseguirás gris. Puedes obtener rosas o grises más claros o más oscuros dependiendo de la cantidad de blanco que uses.

Mezcla rosas

Recuerda:

  • Mezcla los colores en una paleta o en una bandeja
  • Pon primero el color más claro y añade un poco del segundo color que quieras mezclar.
  • Usa un palito de plástico limpio para tomar el color que quieras de cada bote. Así evitarás ensuciar las temperas accidentalmente p por descuido.
  • Mezcla bien las pinturas con un pincel.
  • Cuando vayas a mojar el pincel en otro color, lávalo en un recipiente con agua y sécalo con un trapo para eliminar cualquier rastro de pigmento y para retirar el exceso de agua.
  • Cambia el agua del recipiente con frecuencia.
  • Procura que tu peque siga estas normas (¡Suerte, compañera!)

Colores primarios y secundarios

Los colores primarios son el rojo, el azul y el amarillo y combinados de dos en dos entre sí  dan lugar a los colores secundarios: el verde, el naranja y el morado. Para jugar, curiosear y llevar a cabo proyectos sencillos es suficiente con saber esto.

Mezclar colores

El amarillo y el azul mezclados dan verde. El rojo y el amarillo, naranja y el azul y el rojo, morado. Estos son los tres colores secundarios. En la imagen se ha partido de una mezcla de 5 partes de uno de los colores primarios y 5 partes del otro, o sea la mitad de cada uno, el 50% de cada… A ver si me meto esto en la cabeza 😀

Hasta ahora tenemos seis colores (más blanco y negro y rosa y gris), pero tenemos sólo un tipo (tono) de morado, un tipo (tono) de azul, un tono de naranja, un tono de verde… Añadir blanco los hace más claros, pero no amplía demasiado los tonos y todavía es peor añadir negro para oscurecerlos porque si nos pasamos pueden quedar colores muy apagados o empastados. La clave es variar las proporciones de los colores primarios al mezclarlos.

Amplía tu paleta de colores

Mezclar colores es fácil

Variando la proporción de los colores básicos, puedes obtener otros tonos de naranja.

Si variamos la proporción de los  colores primarios en la mezcla podemos obtener diversos tonos de naranja, de morado, de verde… El tono es único para cada color. Cuando hablamos de tonos nos referimos a todos los colores del círculo cromático o rueda de color. Por cierto, la rueda de color de la siguiente imagen es muy sencilla; alterando las proporciones de cada color y añadiéndole un poco de blanco o de negro, las combinaciones se multiplican espectacularmente.

Rueda de color

En esta sencilla rueda de color vemos los tres colores primarios (amarillo, azul y rojo) y tres interesantes pares de colores: rojo-verde, azul-naranja, amarillo-morado. Estas parejas son colores complementarios; es decir, que contrastan entre sí más que cualquier otro color y que cuando se ponen uno al lado del otro parecen más vivos.

Más tonos

Si al azul le añadimos una pizca de morado, obtendremos un azul frío y si le añadimos un poquito de verde conseguiremos un azul cálido. Es muy fácil pasarse… Para hacer estas mezclas pon la cantidad del color primario que necesites, añade una pequeña cantidad del segundo color y remueve bien.

Más colores: si al rojo le añades un poco de morado, obtendrás un rojo frío y si le añades un pelín de naranja, conseguirás un rojo cálido. Para lograr un amarillo frío, añade un pelín de verde al amarillo primario y para tener un bonito amarillo cálido, añade naranja. Combina los tonos cálidos entre sí (en diversas proporciones) para obtener colores vibrantes y, también, los tonos fríos entre ellos o mézclalos de dos en dos como quieras… No sé, experimentad para divertiros…  Os dejo un artículo de Estilo ambientación donde, además de explicar la diferencia entre colores cálidos y fríos, exploran algunas posibilidades de los colores en la decoración.

Como mezclar colores

En esta imagen puedes observar como el rojo frío tiene un matiz morado; el rojo cálido tiene un sobretono naranja; el amarillo frío vira un poco hacia el verde, el amarillo cálido hacia el naranja….

 

Mezclar colores terciarios

Los colores terciarios (o intermedios) se obtienen al mezclar un color primario con un color secundario en diversas proporciones. Dan lugar a una gran gama de matices que pueden crear expresivos y complejos coloridos  y expresar muchos estados de ánimo.

Colores terciarios

Diversos rojos, azules y amarillos

 

Mezcla de colores

 

Tonos de azul

Es para alucinar.

 

Tonos de amarillo

 

Evolución de la teoría del color

En el mercado existen varios tipos de rojo, varios tipos de azul y, también, de amarillo. Depende de cuáles escojas como primarios obtendrás unos colores u otros. De hecho, la teoría del color ha ido cambiando y evolucionando con el tiempo y, según las últimas teorías físicas del color, los colores primarios serían el magenta, el cian y el amarillo (sistema CMYK, donde la K representa el negro). Se considera que es un sistema más preciso y, entre otras particularidades, el rojo es un color secundario que se obtiene mezclando magenta y amarillo.

 

Sistema CMYK

Sistema CMYK (Cian, Magenta, Yellow y Key (el color negro)). Los entendidos y los profesionales aseguran que dan colores mucho más vivos.

Te comento esto porque soy terriblemente curiosa y me apasionan los colores (también por si quieres profundizar más en el tema), pero, de hecho, yo funciono genial con un pequeño kit de témperas que incluye rojo rabioso del de toda la vida, azul, amarillo, negro, blanco y… ¡un verde!, lo que me ofrece muchas posibilidades. Si quisiera dedicarme a la pintura en serio tendría que escoger mejor mis colores primarios y, seguramente, añadir algún color más.

Más cromático y más difícil todavía

En esta rueda de color podemos observar muchos tonos diferentes. Los colores numerados son colores a los que no se les ha añadido blanco ni negro. A partir de estos, los colores hacia el interior del círculo están mezclados con blanco y los de la parte exterior tienen proporciones crecientes de negro.

Imagen tomada de un artículo de la web de la patronista Mercedes Coloma donde explica cómo crear una rueda de color.

Mezclar colores

 

¡Pasadlo bien!

Mezcla colores témpera

 

Related Posts