Alimentación, Blog

Hamburguesas de lentejas y zanahoria

Hamburguesas de lentejas y zanahoria

Estas hamburguesas vegetales de lentejas y zanahoria (una opción muy rica para la alimentación BLW) son fáciles de hacer y muy sabrosas. En esta receta no hemos añadido sal para que puedan comerlas los más peques de la casa. Así aprenderán a disfrutar de los sabores de los alimentos y estaremos trabajando hábitos alimenticios saludables.

En cuanto a los adultos, el cilantro y el perejil añadirán sabor… En caso de que la idea de comer burguers sin sal os resulte demasiado sosa, siempre puedes espolvorearlas con un poco de sal fina en el momento de pasarlas por la sartén (si nos ponemos exquisitos, puedes usar sal del Himalaya, que está molida mucho  más fina y se mezclará mejor).

Hamburguesas de lentejas BLW

Puedes acompañar las hamburguesas vegetales con patata y verduras, con ensalada, con zanahoria rallada y brotes de soja…


Ingredientes para 15 hamburguesas de lentejas y zanahoria
  • 200 g de lentejas cocidas (una taza).
  • 100 g de copos de avena sin azúcar (media taza).
  • 1 zanahoria grande.
  • ½ cebolla.
  • Un poco de perejil y de cilantro fresco (al gusto).
Plato BLW con hamburguesa de lentejas

Este gran plato BLW (alimentación complementaria a demanda), elaborado con silicona alimentaria 100% segura, cuenta con una ventosa  de forma que se agarra a la mesa y no se mueve ni se vuelca.

Preparación de las hamburguesas

El día anterior cuece las lentejas (sin sal, puedes añadir al agua de cocción una cebolla para que queden más gustosas). Una vez cocidas, escúrrelas y guárdalas bien tapadas en la nevera.

El día de la preparación: pela la cebolla y lava todos los ingredientes (excepto las lentejas cocidas). Pica media cebolla y ralla la zanahoria. Pica también el cilantro y el perejil.

En una sartén con un poco de aceite, dora a fuego lento la cebolla y la zanahoria. Agrega las lentejas y las hierbas picadas y dale unas vueltas a la mezcla siempre a fuego lento.

Pon la mezcla en una picadora y añade la mitad de los copos de avena. Ve añadiendo avena poco a poco hasta que quede una pasta consistente pero que puedas batir. Si la avena hace que se espese demasiado la mezcla, puedes añadir un chorrito de agua (gota a gota).

Forma bolitas con la pasta y aplástalas con las manos para formar las hamburguesas. Puedes cocinarlas todas o congelar la mitad para otra vez y así ahorras tiempo.

Pon un poco de aceite de oliva en una sartén antiadherente y cocina las hamburguesas hasta que queden doraditas por los dos lados.  Otra opción es ponerlas en el horno precalentado a 180ºC durante unos 10 minutos ¡Vigílalas para no pasarte! Puedes acompañar con ensalada o verduras.

 

 

Related Posts